Cirugía robótica Da Vinci

“La innovación más importante de los últimos años a nivel mundial”

Gracias a la tecnología robótica, los cirujanos son capaces de llevar a cabo técnicas de alta complejidad a través de mínimas incisiones en la piel, que se traducen en una cirugía más precisa, con menos riesgos y una recuperación mucho más rápida.

La cirugía robótica Da Vinci es un procedimiento quirúrgico de última generación, en la que se combina la técnica laparoscópica convencional con tecnología robótica de alta precisión gracias a cuatro brazos robóticos que son cómodamente comandados por el cirujano desde la consola quirúrgica y a una imagen 3D inmersiva de alta definición. Los brazos robóticos cuentan con una articulación que otorga la misma capacidad de movimientos que la muñeca humana, por lo que el cirujano puede realizar procedimientos complejos con precisión y seguridad.

Debido a sus excelentes resultados, cada día se realizan en todo el mundo cientos de cirugías utilizando el robot Da Vinci. Este tipo de cirugía se utiliza en varias especialidades: urología, ginecología, cirugía abdominal o cirugía de cuello.

UROLOGÍA

La utilización del robot Da Vinci se extiende a prácticamente todas las intervenciones quirúrgicas abdominales y pélvicas realizadas por los urólogos, abarcando cirugía de la próstata, la vejiga y los riñones. Además, abarca indicaciones en patología benigna como la cirugía del prolapso urogenital (colposacropexia) y de la obstrucción congénita del tramo urinario superior (pieloplastia).

CIRUGÍA ROBÓTICA TORÁCICA

La cirugía robótica permite realizar cirugías complejas de forma mínimamente invasiva, lo que se traduce en menor trauma en el tórax, menor dolor, menor complicaciones y menor estancia hospitalaria.

Gracias a la visión mejorada, la versatilidad de los instrumentos, la eliminación del temblor fisiológico y la cómoda posición ergonómica de la consola que evita la fatiga; se realizan procedimientos complejos como la resección de tumores pulmonares o mediastínicos de forma mínimamente invasiva, a través de pequeñas incisiones en la pared torácica. Esto permite obtener resultados óptimos y al mismo tiempo una recuperación más rápida ya que no se requieren las grandes incisiones que habitualmente se practican en la cirugía convencional.

CIRUGÍA ROBÓTICA DE CUELLO

La cirugía robótica Da Vinci permite operar sin realizar ninguna incisión a través de la boca, lo que se denomina TORS (Trans Oral Robotic Surgery).

La cirugía robótica trans oral (TORS) es una intervención mínimamente invasiva que utiliza una combinación de imágenes de alta definición en 3 dimensiones, tecnología robótica Da Vinci y pequeños instrumentos quirúrgicos, lo que permite mejorar las habilidades del cirujano al extirpar un tumor benigno o maligno de la garganta (laringe, faringe o base de la lengua).

Las ventajas de la cirugía TORS se ven reforzadas por la ergonomía única de la consola quirúrgica que ayuda a aliviar la fatiga y la mecánica del cirujano permitiendo movimientos estables y sin temblor.

CIRUGÍA ROBÓTICA GINECOLÓGICA

Los avances en cirugía mínimamente invasiva son particularmente significativos en cirugía pélvica. La pelvis femenina es un espacio estrecho donde confluyen múltiples estructuras como el útero, los ovarios, la vejiga, el recto, venas, arterias, nervios y todos ellos se interconectan a través del diafragma pélvico.