Radiofrecuencia de nódulo tiroideo

El tratamiento de los nódulos tiroideos mediante ablación percutánea por radiofrecuencia consiste en la vaporización por alta temperatura (60-100ºC) de estos nódulos, mediante una sonda de radiofrecuencia introducida en el interior del nódulo (aguja especial). De este modo, se frena su crecimiento, disminuye su volumen progresivamente (60-80% en 1 año) y desaparece la posible sintomatología compresiva existente.

Resulta una alternativa válida en casos no quirúrgicos de nódulos benignos, pero no se recomienda en grandes nódulos con extensión intratorácica.

El procedimiento se realiza en una sala de radiología intervencionista, preparada específicamente para esta práctica, bajo un régimen ambulatorio, sin ser necesaria la hospitalización y pudiendo realizar vida normal tras el alta hospitalaria.

Durante el procedimiento

Se controlan de forma no-invasiva las constantes vitales habituales (pulso, respiración, presión arterial, oxigenación de la sangre) y si precisa, se administra un suplemento de oxígeno a través de unas lentillas nasales. También se coloca una vía venosa en el antebrazo conectado a un suero fisiológico y unas placas metálicas en piernas (para poder crear un circuito eléctrico cerrado).

Inicialmente, el médico radiólogo intervencionista explora su tiroides con ecografía para corroborar la presencia y tamaño del nódulo a tratar. Posteriormente, se limpia la piel con clorhexidina, se inyectan 1-2 ml de lidocaína 2% a nivel del tejido celular subcutáneo peritiroideo y se procede a pinchar la lesión con una sonda de radiofrecuencia de 19 G a través de la piel de la región anterior-lateral del cuello, bajo visión ecográfica continua para comprobar que la punta de la aguja se sitúe dentro de la lesión.

Durante aproximadamente 60-90 minutos se va "quemando" el interior del nódulo, practicando unos "túneles" siguiendo la técnica del moving-shot. En todo momento existe control electrónico de la temperatura de la aguja-sonda, que permanentemente es irrigada internamente por suero congelado. La zona tiroidea adyacente a tráquea-esófago-nervio laríngeo (cuerdas vocales) no se trata para evitar posibles complicaciones.

¿Cuándo está indicado?

  • En pacientes que presentan nódulos tiroideos benignos.
  • En pacientes con alto riesgo quirúrgico que rechacen cirugía, en caso de recidivas tumorales, en lecho quirúrgico o adenopatías metastásicas.

Información de servicio

Antes (preparación)

Si toma tratamiento antiagregantes plaquetarios o anticoagulantes (ácido acetilsalicílico sus formas: Cardioaspirina, Adiro, Aspirina Infantil, AAS; Sintrom, Warfarina, o nuevos anticoagulantes inhibidores del factor Xa (edoxaban, rivaroxaban), es necesario que lo suspenda 5 días antes de la punción. Su médico le indicará el tratamiento sustitutivo con heparina que ha de seguir antes del procedimiento, si así fuese necesario.

Deberá avisar a su médico en caso de ser portador de prótesis metálicas, marcapasos u otros dispositivos eléctricos.

Es necesario acudir en el hospital con un acompañante y evitar conducir posteriormente, ya que la anestesia local puede reducir la capacidad de reacción.

Una hora antes del tratamiento se le administran 5 mg de Diazepam por vía oral y durante la radiofrecuencia, la zona tratada es anestesiada localmente.

Después (recuperación y resultados)

Permanecerá en el área de vigilancia de enfermería dos horas tras el procedimiento, antes de volver a su domicilio. Si existe enrojecimiento o calor local, se aplica frío en la parte anterior del cuello.

Al final de este periodo de vigilancia, se hace otra ecografía para asegurar el éxito de la intervención (valoración de flujo sanguíneo por doppler color).

En las siguientes 48 horas será contactado telefónicamente por un miembro de nuestro equipo y, si presenta molestias o dolor local, le recomendará analgésicos convencionales.

Equipamiento e instalaciones

  • Espacio adaptado en la propia clínica
  • Ecógrafo de alta gama con elastografía y doppler color
  • Generador de radiofrecuencia
  • Bomba peristáltica
  • Electrodo de coagulación autoperforante (aguja radiofrecuencia Star-med)
  • Electrodo de retorno autoadherente
  • Funda estéril par transductor lineal