Vasovasostomía

Es un procedimiento micro-quirúrgico, recomendado a varones que sufren obstrucción de los conductos deferentes, después de haberles practicado una vasectomía, o a consecuencia de haber sufrido patologías o lesiones escrotales varias, y quieren tener o volver a tener descendencia.

La vasovasostomía tiene como finalidad, restablecer la permeabilidad de los conductores deferentes para recuperar la fertilidad.

Conductos deferentes: Son dos estructuras musculares (del aparato reproductor masculino), en forma de tubo o cordón, que conectan los testículos con el conducto eyaculador. Miden alrededor de 45cm de largo, con un diámetro interno muy reducido, entre 0.1 - 0.3 mm, por donde se transportan los espermatozoides.

Vasovasostomía micro-quirúrgica

La cirugía debe llevarla a cabo un cirujano urológico (uroandrólogo) con alta experiencia en el campo de la microcirugía urológica, y en particular en vasovasostomía, ya que debido al minúsculo tamaño de las estructuras a tratar, requiere conjugar correctamente conocimiento, destreza y precisión, para conseguir llevar a cabo con éxito la unión y repermeabilización de los deferentes seccionados u ocluidos.

Otros factores que inciden también de una manera muy directa en el resultado final de la cirugía son:

  1. El tiempo transcurrido entre vasectomía y vasovasostomía, existiendo casi un 90% de probabilidades de éxito, si han pasado menos de 5 años, disminuyendo el porcentaje a medida que el tiempo transcurrido es mayor, llegando sólo al 40-45% si han transcurrido 15 años o más.
  2. La técnica quirúrgica empleada en la vasectomía y la destreza del cirujano que la llevó a cabo (facilitará o dificultará la recanalización de los conductos).
  3. Grado de lesión (en deferentes ocluidos o seccionados por otras causas).

Técnica

Se practica una incisión de aproximadamente 2 cm en la piel de la zona escrotal, a través de la cual, con la ayuda de un microscopio quirúrgico (que magnifica el tamaño de las estructuras a reparar) e instrumental especifico (de microcirugía), se accede a los deferentes para extirpar la zona obturada y con técnica micro-quirúrgica y suturas muy finas, se efectúa la anastomosis o unión de los extremos de los conductos deferentes seccionados, garantizando así su continuidad y estanqueidad.

La herida escrotal se cerrará con puntos de sutura y apósito compresivo.

Los resultados de la cirugía no son inmediatos, puede tardar en ser fértil nuevamente entre 3 - 8 meses.

  • Anestesia: se lleva a cabo con anestesia local o local + sedación.
  • Duración de la cirugía: entre 2 - 4 horas.
  • Hospitalización: régimen de cirugía ambulatoria.
  • Analgesia: se le pautará analgesia y compresas frías, ya que puede aparecer hinchazón y hematomas en la zona intervenida, que pueden ocasionarle leves molestias.
  • Proceso de recuperación: corto, molestias leves durante dos o tres semanas.
  • Incorporación a la vida laboral:
    • Sentado sin realizar esfuerzos 3 - 4 días.
    • Si tiene que andar o moverse mucho 8 - 10 días.
    • Trabajos que requieran mucho esfuerzo físico 2 - 3 semanas.
    • Prácticas deportivas entre 3 - 4 semanas.

Cuando está indicado

  • En pacientes que se les había practicado una vasectomía y que, por diferentes motivos, quieren tener o volver a tener descendencia.
  • Cuando hay obstrucción de los conductos deferentes, consecuencia de procesos inflamatorios o lesiones.
  • En pacientes que presentan dolor testicular persistente, producido por un granuloma espermático post-vasectomía.
  • En pacientes vasectomizados, que únicamente quieren volver a recuperar la fertilidad.
Clínica Sagrada Familia pone a su disposición un reputado cuadro médico de urólogos, con dilatada experiencia profesional en el campo de la cirugía urológica, siempre a la vanguardia de las nuevas tecnologías y pioneros en muchas de las técnicas más avanzadas, con el fin de poderles ofrecer una atención médica y de enfermería eficiente y personalizada, con un elevado grado de excelencia las 24h.”

Información de servicio

Antes (preparación)

Previo a la cirugía, se le citará a una consulta con el servicio de anestesia, para practicarle una exploración más amplia sobre su estado general de salud y solicitarle las pruebas necesarias antes de someterle a una anestesia:

-   Placa de tórax.

-   Analítica.

-   Electrocardiograma

En la consulta de su especialista, recibirá toda la información referente al proceso quirúrgico que se va a someter, medidas de preparación, ayuno e higiene personal, a seguir previas a su cirugía.

Cualquier duda que se plantee en relación con la cirugía o anestesia que le van a realizar, por favor, consúltelo siempre con su especialista.

Después (recuperación y resultados)

En el momento de recibir el alta hospitalaria, se le facilitará, tanto por parte del equipo médico como de enfermería, todas las pautas a seguir en su domicilio durante el proceso de recuperación y las fechas de las revisiones a las que tendrá que acudir para llevar a cabo el seguimiento post cirugía.

Equipamiento e instalaciones

El centro cuenta con las más avanzadas tecnologías, para poder llevar a cabo con éxito cualquier procedimiento, tanto médico como quirúrgico, a la vez de que dispone de unas instalaciones en constante proceso de remodelación, adaptándolas al nivel de necesidades y exigencias actuales.