Septoplastia

La septoplastia es el procedimiento quirúrgico más utilizado para corregir el tabique nasal desviado (deformidad del septum). El septum es la estructura que separa las dos fosas nasales. La desviación de este tabique puede llevar a la obstrucción de una o ambas fosas nasales, dificultando así la respiración.

La septoplastia se puede llevar a cabo mediante diferentes técnicas quirúrgicas. Actualmente, las dos más utilizadas son:

Técnica convencional: soluciona los problemas funcionales de la nariz corrigiendo, si es preciso, algunas de sus estructuras internas, pero sin modificar el aspecto externo. Características:

  • Es un procedimiento simple.
  • Se lleva a cabo a través de los orificios nasales.
  • Mediante visualización directa se aborda la cavidad nasal, con la ayuda de una luz frontal y pincería especial.
  • Se efectúa una mini-incisión en la parte interna de la nariz.
  • Tras despegar la membrana mucosa que recubre el tabique, se procede a corregir la desviación y a retirar de las vías respiratorias la porción de hueso o cartílago causantes de la obstrucción.
  • Se recolará de nuevo la membrana fijándola con sutura reabsorbible.
  • La cirugía finaliza colocando una férula o pequeño taponamiento, para reforzar las estructuras.
  • No quedan cicatrices visibles.
  • La cirugía tiene una duración de entre 60 y 90 minutos.
  • Se lleva a cabo con anestesia general.
  • Ingreso entre 12 y 24 horas.
  • El tiempo de recuperación es de 6 a 8 días.

Técnica endoscópica: es una técnica más novedosa basada en la técnica convencional y que permite tratar y reparar lesiones con mayor dificultad de accesibilidad mediante el uso de instrumental (óptico-mecánico). Presenta como ventajas:

  • Mejor accesibilidad al campo operatorio.
  • Mejor visualización del interior de la cavidad nasal.
  • Menos riesgo de lesión en el tejido sano alrededor del tabique.
  • Reducción de las molestias post-operatorias.
  • Duración de la cirugía de entre 45 y 60 minutos.
  • Se lleva a cabo con anestesia general.Es cirugía ambulatoria con estancia en el centro de entre 4 y 6 horas.
  • El tiempo de recuperación es muy rápido.

La indicación de utilizar una u otra técnica la decidirá siempre el cirujano tras la valoración global de cada caso.

Cuando está indicado

El procedimiento está indicado cuando se presenta una desviación o lesión del tabique nasal que comporta complicaciones. Las desviaciones pueden ser congénitas o adquiridas por traumatismos o lesiones.

Se recomienda en el tratamiento de:

  • Desviación septal (que causa obstrucción).
  • Resección septal por espolón.
  • Obstrucción cartilaginosa.
  • Desviación septal con afectación del seno esfenoidal.
  • Complemento a una rinoplastia.
“Servicio avalado por una amplia experiencia, capaz de tratar desde las patologías más comunes hasta las de más complejidad.”

Información de servicio

Antes (preparación)

Se le realizará un estudio preoperatorio y se le preguntará por los medicamentos que toma habitualmente, por si fuera necesario suspender temporalmente su administración.

Antes de la intervención, deberá seguir un protocolo de ayuno, higiene y/o toma de medicación que le será indicado por su cirujano.

No deberá llevar ningún objeto metálico durante la operación: anillos, pulseras, pendientes, piercings, etc.

Después (recuperación y resultados)

El tiempo de hospitalización es de 12 a 24 horas y la recuperación total es rápida, entre 3 y 5 días.

Equipamiento e instalaciones

  • Quirófanos con flujo laminar
  • Mesas quirúrgicas radiotransparentes
  • Respiradores y carros de anestesia de última tecnología
  • Pinzas selladoras Ligasure