Microdiscectomía lumbar

La microdiscectomía lumbar es el procedimiento quirúrgico más utilizado para el tratamiento de los discos intervertebrales de la zona lumbar, a consecuencia de lesiones discales que ejercen presión sobre los nervios espinales.

Se trata de una técnica mínimamente invasiva que consiste en practicar el abordaje de la columna lumbar a través de una pequeña incisión (3-4 cm) en la zona media de la espalda. Con la utilización de instrumental de microcirugía de gran precisión y tecnología de alta resolución, se retira la parte del tejido del disco vertebral causante de la patología, eliminando así la presión ejercida sobre los nervios.

La intervención se lleva a cabo con anestesia general o raquídea, y tiene una duración de entre 1 y 2 horas. Al finalizar la cirugía se procederá a suturar por planos para que la herida quede lo más inapreciable posible.

Cuando está indicado

Está indicado cuando después de haber intentado, mediante tratamientos más conservadores, paliar la sintomatología esta persiste. Son casos como:

  • Lumbociática recurrente
  • Dolor intenso en la zona baja lumbar
  • Debilidad muscular de la extremidad inferior
  • <!-- -->Síndrome de la cola de caballo
  • En definitiva, molestias que dificulten el día a día
“Realizamos cirugías complejas propias de hospitales de referencia con un equipo de enfermería de quirófano altamente especializado.”

Información de servicio

Antes (preparación)

Se le realizará un estudio preoperatorio y se le preguntará por los medicamentos que toma habitualmente, por si fuera necesario suspender temporalmente su administración.

Antes de la intervención, deberá seguir un protocolo de ayuno, higiene y/o toma de medicación que le será indicado por su cirujano.

No deberá llevar ningún objeto metálico durante la operación: anillos, pulseras, pendientes, piercings, etc.

Después (recuperación y resultados)

El ingreso hospitalario para esta intervención es de 1 a 3 días. La incorporación a la vida laboral dependerá del tipo de trabajo y del grado de la lesión, pero suele producirse entre 15 días y 3 meses tras la cirugía.

Equipamiento e instalaciones

  • Quirófanos con flujo laminar
  • Mesas quirúrgicas radiotransparentes
  • Respiradores y carros de anestesia de última tecnología
  • Pinzas selladoras Ligasure