Mamoplastia aumentativa

La mamoplastia aumentativa es un procedimiento quirúrgico que se lleva a cabo para cambiar o mejorar la forma y el volumen del pecho de la mujer, mediante la colocación de implantes. Es una de las intervenciones más frecuentes en cirugía estética y que suele realizarse por dos motivos principales:

  • Con fines estéticos: aumentar o corregir la forma y tamaño del pecho.
  • Con fines terapéuticos: procesos de reconstrucción a consecuencia de patologías.

La técnica quirúrgica consiste en introducir el implante en el interior de la mama, a través de una pequeña incisión practicada en una de estas zonas:

  • Zona areolar (a través de la areola)
  • Zona sub-mamaria (por debajo del pecho)

Una vez introducida la prótesis puede dejarse implantada en la zona sub-muscular (debajo del musculo pectoral) o sub-glandular (por debajo del tejido mamario), la elección, tanto de la vía de introducción como de la zona de implantación, las decide el cirujano en base a la complexión física de cada paciente, el tamaño de las mamas existentes, la edad, la valoración global de cada caso en particular y las preferencias y experiencias del propio cirujano.

Hay que tener en cuenta que la prótesis en la mayoría de los casos no se tratara de un implante definitivo, sino que con el tiempo posiblemente será necesario sustituirla por una prótesis nueva.

Al finalizar la cirugía, se sutura la incisión con una sutura estética para que la cicatriz sea casi imperceptible. A continuación, se coloca un vendaje compresivo (al retirarlo deberá usarse un sujetador especial sobre el que previamente le habrá informado el cirujano). En el caso de dejar colocado un drenaje, se retirará antes de recibir el alta.

Este procedimiento se lleva a cabo, en la mayor parte de los casos, con anestesia general y la duración de la cirugía es de aproximadamente 60 minutos.

Cuando está indicado

La mamoplastia está indicada cuando la mujer no se encuentra cómoda con el aspecto de sus mamas, a consecuencia de:

  • Un tamaño insuficiente (mamas atróficas).
  • Amputaciones por patologías.
  • Procesos oncológicos.
“Nuestros profesionales son pioneros en diversas técnicas quirúrgicas y están avalados por diferentes reconocimientos tanto a nivel nacional como internacional.”

Información de servicio

Antes (preparación)

Se le realizará un estudio preoperatorio y se le preguntará por los medicamentos que toma habitualmente, por si fuera necesario suspender temporalmente su administración.

Antes de la intervención, deberá seguir un protocolo de ayuno, higiene y/o toma de medicación que le será indicado por su cirujano.

No deberá llevar ningún objeto metálico durante la operación: anillos, pulseras, pendientes, piercings, etc.

Después (recuperación y resultados)

El tiempo de hospitalización es de entre 12 y 24 horas, y la incorporación a la vida normal sin esfuerzos se producirá entre 3 y 4 días después de la intervención. Para profesiones que trabajan más con las manos, la vuelta a la vida normal deberá esperar unos 10 o 12 días.

Equipamiento e instalaciones

  • Quirófanos con flujo laminar
  • Mesas quirúrgicas radiotransparentes
  • Respiradores y carros de anestesia de última tecnología
  • Pinzas selladoras Ligasure