Implantes dentales (cirugía)

La cirugía de implantes dentales es un procedimiento simple que, estructurado por fases, consigue reemplazar los dientes perdidos recuperando su funcionalidad y dando una apariencia estética de naturalidad.

El implante dental consta de un pequeño tornillo, confeccionado con titanio, que se coloca en el hueso de la mandíbula o del maxilar, con el fin de sustituir la raíz del diente perdido, ejerciendo de base sólida donde poder fijar el diente artificial.

El procedimiento quirúrgico se lleva a cabo por fases:

  • En la primera, se practica una pequeña incisión sobre la encía, en el punto del diente a implantar, y a través de ella, con la ayuda de instrumental y aparataje especifico, se fijará el implante de titanio esperando su osteointegración (puede oscilar entre 2 y 4 meses dependiendo de cada paciente).
  • En la segunda, se colocará sobre esta base sólida la corona dental (parte externa visible del diente) que suele estar fabricada en cerámica o cerámica y metal, devolviendo a la boca su funcionalidad y acabado estético.

La intervención se lleva a cabo con anestesia local y sedación asistida, y su duración depende del número de implantes a realizar.

Se trata de una técnica casi indolora que respetando las indicaciones médicas (post-cirugía), garantizará una recuperación rápida y sin problemas.

Cuando está indicado

El tratamiento está indicado en pacientes que sufren la falta de una o varias piezas dentales como consecuencia de:

  • Traumatismos directos: roturas por impacto como consecuencia de accidentes o caídas
  • Enfermedades bucales (encías y huesos)
  • Desgaste de los dientes (consecuencia de la edad)
  • Problemas genéticos
“Realizamos cerca de 500 intervenciones anuales, principalmente cirugías comunes.”

Información de servicio

Antes (preparación)

Se le realizará un estudio preoperatorio y se le preguntará por los medicamentos que toma habitualmente, por si fuera necesario suspender temporalmente su administración.

Antes de la intervención, deberá seguir un protocolo de ayuno, higiene y/o toma de medicación que le será indicado por su cirujano.

No deberá llevar ningún objeto metálico durante la operación: anillos, pulseras, pendientes, piercings, etc.

Después (recuperación y resultados)

El procedimiento es ambulatorio y sólo requerirá estar en el hospital entre 1 y 3 horas. La incorporación a la vida laboral se podrá producir al cabo de 12 a 24 horas.

Equipamiento e instalaciones

  • Quirófanos con flujo laminar
  • Mesas quirúrgicas radiotransparentes
  • Respiradores y carros de anestesia de última tecnología
  • Pinzas selladoras Ligasure