Dupuytren (Tratamiento Quirúrgico)

Es un procedimiento quirúrgico utilizado para el tratamiento de una afección crónica de la mano, que provoca retracción de la aponeurosis palmar superficial, junto con deformidad y flexión progresiva de algunos dedos, comprometiendo así la movilidad y el desarrollo de las funciones básicas de la mano.

La enfermedad de Dupuytren recibe este nombre en honor al Baron Guillaume Dupuytren, considerado el mejor cirujano francés del siglo XIX, ya que fue él quien (en el año 1831) identificó los signos de la enfermedad y describió su tratamiento (técnica quirúrgica) ante la ciencia.

Los signos de la enfermedad se manifiestan con un engrosamiento y retracción indolora de los tejidos fibrocartilaginosos, que se encuentran bajo la piel de la palma de la mano, prolongándose de manera lenta y progresiva, en forma de cordón fibroso hacia los dedos, mayoritariamente, anular y meñique. A medida que la enfermedad va avanzando, estos cordones fibrosos se contraen, provocando una flexión permanente de los dedos hacia la palma de la mano, ocasionando severas limitaciones funcionales de la misma.

La patología del Dupuytren es más común en varones que en mujeres, y suele presentarse a partir de los 45 - 50 años. En aproximadamente el 40% de pacientes, la afectación puede manifestarse de manera bilateral (ambas manos). Aunque el origen de la enfermedad es desconocido, se confirma que hay factores que incrementan el riesgo de desencadenarla como:

  • Diabetes
  • Estrés
  • Epilepsia
  • Tabaquismo
  • Alcoholismo
  • Factores hereditarios (predisposición frenética)
  • Factores inmunológicos
  • Microtraumatismos repetidos en la mano.

El tratamiento quirúrgico está considerado como el más efectivo cuando la enfermedad de Dupuytren se encuentra ya en estados de contractura muy avanzados. Está opción tiene como finalidad recuperar la funcionalidad de la mano, dejando las mínimas secuelas estéticas posibles.

Existen diferentes técnicas con las que llevar a cabo la cirugía, la elección de la una u otra estará condicionada por:

  • El nivel de afectación de la patología.
  • Estado de la piel de la mano.
  • Estado general del paciente, edad, profesión.
  • Dominio de la técnica por parte del equipo quirúrgico.

Técnica

Entre las más utilizadas está la Fasciectomia palmar selectiva (técnica de cirugía abierta), se practica con una incisión transversal en la palma de la mano que puede prolongarse en base a la extensión de la patología, hacía la zona de los dedos afectados con un pequeño zic-zac, siguiendo las líneas de la piel para evitar las cicatrices retráctiles.

A través de ella, evitando lesionar estructuras colindantes (nervios, vasos), se practicará una resección quirúrgica para retirar el tejido patológico engrosado (fascia) y así poder liberar los tendones, devolviéndoles la movilidad a los dedos.

  • La herida se cerrará con sutura intradérmica (procurando que quede lo más estética posible)
  • Anestesia: se llevará a cabo con anestesia loco-regional, y control de isquemia (torniquete)
  • Duración de la cirugía: entre 40 - 60 minutos.
  • Analgesia: Se trata de un procedimiento poco doloroso, pero se instaurará pauta analgésica post-quirúrgica a demanda.
  • Ingreso: Entre 12 - 24 horas (en ocasiones puede llevarse a cabo en régimen de cirugía mayor ambulatoria (CMA)).
  • Fase de Recuperación: Entre 4 - 6 semanas (variará en función del grado de afectación).
  • Incorporación a la vida laboral: dependerá del tipo de trabajo a desempeñar.

Cuando está indicado

La cirugía se llevará a cabo por prescripción médica, después de descartar tratamientos menos traumáticos, si:

  • Existe un grado de deformidad digital (severo), que impida o limite al paciente el desarrollo de sus tareas cuotidianas.
  • La retracción provoca episodios dolorosos.
  • El engrosamiento compromete las estructuras de alrededor apareciendo atrofias secundarias.
Clínica Sagrada Familia pone a su disposición un reputado cuadro médico de neurocirujanos y traumatólogos, con dilatada experiencia profesional en el campo de la neurocirugía, siempre a la vanguardia de las nuevas tecnologías y pioneros en muchas de las técnicas más avanzadas, con el fin de poderles ofrecer una atención médica y de enfermería eficiente y personalizada, con un elevado grado de excelencia las 24h.”

Información de servicio

Antes (preparación)

Previo a la cirugía, se le citará a una consulta con el servicio de anestesia, para practicarle una exploración más amplia sobre su estado general de salud y solicitarle las pruebas necesarias antes de someterle a una anestesia general:

-   Placa de tórax

-   Analítica

-   Electrocardiograma

En la consulta de su especialista, recibirá toda la información referente al proceso quirúrgico que se a someter, medidas de preparación, ayuno e higiene personal, a seguir previas a su cirugía.

Cualquier duda que se plantee en relación con la cirugía o anestesia que le van a practicar, por favor, consúltelo siempre con el especialista.

Después (recuperación y resultados)

En el momento de recibir el alta hospitalaria, se le facilitará, tanto por parte del equipo médico como de enfermería, todas las pautas a seguir en su domicilio durante el proceso de recuperación y las fechas de las revisiones a las que tendrá que acudir para llevar a cabo el seguimiento post-cirugía.

Equipamiento e instalaciones

El centro cuenta con las más avanzadas tecnologías, para poder llevar a cabo con éxito cualquier procedimiento, tanto médico como quirúrgico, a la vez que dispone de unas instalaciones en constante proceso de remodelación, adaptándolas al nivel de necesidades y exigencias actuales.