Conización cervical

La conización cervical es un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo que se lleva a cabo para tratar lesiones del cuello del útero producidas por cambios celulares anormal en la superficie de los tejidos (displasia cervical).

La intervención se lleva a cabo introduciendo en la vagina un separador ginecológico, llamado espéculo, a través del cual se introducen unas pequeñas asas de conización (terminales electro-quirúrgicas), con las que se extraen las muestras del tejido afectado (biopsia) o se trata la lesión (resección total). El tejido extraído se analiza en el departamento de anatomía patológica para obtener o confirmar un diagnóstico.

El procedimiento se realiza bajo anestesia local más sedación o con epidural y tiene una duración de entre 20 y 30 minutos.

Cuando está indicado

Esta intervención está indicada en mujeres que:

  • Previamente han sido diagnosticadas de un cáncer de cuello de útero en estadio muy primario.
  • Muestran indicios de patología precancerosa en el cuello del útero.
  • Presentan cambios anormales en los tejidos superficiales del cuello del útero.
  • Cuentan con una lesión en el cuello del útero (con diagnóstico poco claro en biopsias previas).
  • Presentan lesiones persistentes en el cuello del útero a casusa de la infección del virus del papiloma humano (VPH), que podrían malignizarse con el paso del tiempo.
“Equipo médico de gran prestigio y un servicio de urgencias de ginecología las 24 horas del día. ”

Información de servicio

Antes (preparación)

Se le realizará un estudio preoperatorio y se le preguntará por los medicamentos que toma habitualmente, por si fuera necesario suspender temporalmente su administración.

Antes de la intervención, deberá seguir un protocolo de ayuno, higiene y/o toma de medicación que le será indicado por su cirujano.

No deberá llevar ningún objeto metálico durante la operación: anillos, pulseras, pendientes, piercings, etc.

Después (recuperación y resultados)

La cirugía es ambulatoria con una estancia en el hospital de entre 2 y 4 horas. La recuperación es muy rápida y solo deberá guardar semi-reposo durante entre 48 y 72 horas.

Equipamiento e instalaciones

  • Quirófanos con flujo laminar
  • Mesas quirúrgicas radiotransparentes
  • Respiradores y carros de anestesia de última tecnología
  • Pinzas selladoras Ligasure