Cirugia del neurinoma del acústico

La cirugía del neurinoma del acústico es la técnica más utilizada para llevar a cabo la resección o extirpación total o parcial de los neurinomas del acústico, sobre todo los de gran tamaño (3-4 cm). Se trata de una cirugía de gran complejidad que requiere de un equipo quirúrgico altamente cualificado.

La técnica quirúrgica y la vía de abordaje está condicionada a la ubicación y el tamaño del tumor. Las más utilizadas son:

  • Retrosigmoidea (abordaje neuroquirúrgico)
  • Translaberíntica (abordaje otorrinolaringología)
  • Fosa Media (abordaje para tumores muy pequeños, de menos de 2 cm)

El objetivo del procedimiento es la extirpación total de la tumoración, evitando que vuelva a reproducirse y evitando ocasionar daños en las estructuras colindantes.

La intervención se lleva a cabo con anestesia general, y tiene una duración de entre 6 y 8 horas.

Cuando está indicado

Está indicado cuando después de su diagnostico y posterior seguimiento, se observa que el tumor presenta un tamaño o evolución que pueda suponer complicaciones, que variarán en función del tamaño y la localización del tumor.

Sintomatología más común:

  • Pérdida gradual de audición (en el oído afectado).
  • Ruidos y pitidos (en el oído afectado).
  • Afectación en la visión.

Sintomatología menos común:

  • Dificultad para entender el habla.
  • <!-- -->Sensación de acorchamiento en la cara.
  • Asimetría de la cara (parálisis nervio-facial).
  • Dolor de cabeza.
“Servicio avalado por una amplia experiencia, capaz de tratar desde las patologías más comunes hasta las de más complejidad.”

Información de servicio

Antes (preparación)

Se le realizará un estudio preoperatorio y se le preguntará por los medicamentos que toma habitualmente, por si fuera necesario suspender temporalmente su administración.

Antes de la intervención, deberá seguir un protocolo de ayuno, higiene y/o toma de medicación que le será indicado por su cirujano.

No deberá llevar ningún objeto metálico durante la operación: anillos, pulseras, pendientes, piercings, etc.

Después (recuperación y resultados)

El ingreso hospitalario para esta intervención es de 10 a 15 días. Tras finalizar la cirugía, además, el paciente permanecerá en la unidad de cuidados intensivos entre 2 y 3 días.

El proceso de recuperación es largo y complejo (de 4 meses a un año) y durante el mismo deberán afrontarse secuelas. Por ello, en el momento de recibir el alta, se facilitará todas las pautas a seguir para que el proceso sea lo más llevadero posible.

Equipamiento e instalaciones

  • Quirófanos con flujo laminar
  • Mesas quirúrgicas radiotransparentes
  • Respiradores y carros de anestesia de última tecnología
  • Pinzas selladoras Ligasure