Cirugía bariátrica

La cirugía bariátrica o cirugía de la obesidad consiste en aplicar una serie de técnicas y procedimientos quirúrgicos para provocar cambios en la fisiología y así conseguir pérdidas de peso mantenidas y duraderas en el tiempo. Con este procedimiento también se pueden conseguir mejoras en otras enfermedades causadas por la obesidad como la diabetes tipo 2, problemas de hipertensión, dificultades respiratorias, mayor incidencia de cáncer, dolores de grandes articulaciones, infertilidad, disfunción sexual, etc.

La cirugía bariátrica se puede realizar buscando dos objetivos: reducir la cantidad ingerida (técnicas restrictivas) o reducir la capacidad de absorción intestinal (técnicas malabsortivas). También se pueden utilizar técnicas mixtas que combinan ambas tipologías. Mediante esta técnica se consigue reducir, aproximadamente, el 80% del estómago.

La intervención se realiza bajo anestesia general y por cirugía laparoscópica, la técnica quirúrgica menos invasiva. Tiene una duración de entre una hora y media y dos horas y media.

Cuando está indicado

La cirugía está indicada para aquellos pacientes con obesidades mórbidas con Índice de Masa Corporal (IMC) superiores a 40 kg/m2 o bien para personas con obesidad severa (IMC= >35 kg/m2) y que tienen patologías asociadas a la obesidad.

“Realizamos cerca de 3.000 intervenciones al año y nuestra prioridad es la cirugía mínimamente invasiva.”

Información de servicio

Antes (preparación)

Se le realizará un estudio preoperatorio y se le preguntará por los medicamentos que toma habitualmente, por si fuera necesario suspender temporalmente su administración.

Antes de la intervención, deberá seguir un protocolo de ayuno, higiene y/o toma de medicación que le será indicado por su cirujano.

En general, se debe suspender el uso de aspirina o antiagregantes una semana antes a la intervención, aunque en algunos pacientes con problemas cardiovasculares importantes puede ser recomendable no suspender la aspirina. Los fármacos para la hipertensión se deben continuar tomando.

Para los fumadores, se recomienda evitar los cigarrillos durante al menos las dos semanas previas a la intervención, ya que pueden alterar la cicatrización y afecta al correcto funcionamiento pulmonar.

No deberá llevar ningún objeto metálico durante la operación: anillos, pulseras, pendientes, piercings, etc.

Después (recuperación y resultados)

Tras la cirugía, deberá permanecer ingresado de 3 a 5 días.

Podrá regresar a su actividad normal en un plazo de 2 a 5 semanas.

Durante varios días, puede sentir malestar en el abdomen, sentirse hinchado y dolorido, pero estos síntomas remitirán con analgesia habitual.

La intervención dejará pequeñas cicatrices permanentes que, por lo general, serán poco perceptibles al cabo de unos meses.

Como tratamiento postoperatorio se incluirá una dieta (la reintroducción de alimentos será progresiva durante 2-3 meses), ejercicio físico regular, terapia de modificación de hábitos y suplementos vitamínicos.

En algunos casos puede ser necesaria la cirugía plástica después de la pérdida masiva de peso para eliminar el exceso de piel y grasa y remodelar el cuerpo.

Equipamiento e instalaciones

  • Torres alta definición y 3D
  • Quirófanos con flujo laminar
  • Mesas quirúrgicas radiotransparentes
  • Respiradores y carros de anestesia de última tecnología
  • Pinzas selladoras Ligasure
  • Single-port: cirugía laparoscópica a través de un único orificio